Qué Blue Monday, ni qué Blue Monday!

No creo en el día más triste del año. No entiendo porqué hoy, día 21 de enero, tiene que ser el día más triste del año.

Creo que hay días buenos y días menos buenos. Y días terribles, para que engañarnos. Y que todo depende de la actitud que le echemos a la vida, de las ganas que tengamos y de lo felices que queramos ser.
 
Que todo en esta vida tiene solución y que si no la tiene, por lo menos hay que intentar pelearlo.

Creo en la magia de las sonrisas y lo que puedes conseguir cuando de verdad se quiere algo. Querer es poder, queridas.


Creo que cuando nos sucede algo malo (sea lo que sea, sea donde sea) olvidamos todo lo bueno vivido. Y no, una cosa no quita la otra. Deberíamos darle más importancia a los pequeños detalles, a los pequeños recuerdos que nos han marcado y hecho felices, grabarlos a full en nuestra memoria, y olvidar todo aquello que nos perjudique o nos haga estar triste, sin olvidar que todo eso es lo que nos hace más fuertes.

Creo que conseguir estar feliz con uno mismo empieza por querer estar feliz con uno mismo.

Que solo de ti depende aprovechar el tiempo, y que solo depende de ti desaprovecharlo. Que si tú te crees que hoy, día 21 de enero es el día más triste del año, pues muy bien, pero yo prefiero pensar que hoy es un lunes cualquiera. Un lunes de comienzos como cualquier otro lunes. Que hoy he empezado el gym de nuevo. Que hoy cambio las sábanas y que adoro esa sensación. Que hace frío de invierno, pero sol de verano. Y, que hoy como con mi familia y ese plan me encanta!

No es que hoy sea el día más triste del año, es que han llegado a hacernos creer que eso puede ser posible, pero no. No hay día triste que valga, piénsalo. Estoy segura de que tu día ha sido un buen día, que has recibido ese mensaje que tanto esperabas, esa llamada de tu mejor amiga que está viviendo fuera, ese paquete que deseabas tanto tener. Que han repuesto en la máquina tu chocolatina favorita, que te ha llegado el mail de confirmación de ese proyecto que llevas currándote tiempo, que has acertado con tu look y te han dicho en el curro "tienes el guapo subido", que tu madre te ha escrito esta mañana un mensaje de buenos días, que hoy no has tenido que pagar en el metro o que le has cedido tu asiento a una señora mayor en el autobús y te lo ha agradecido como si fueras su nieta.

Estas son las pequeñas cosas que nos hacen felices todos los días. Tan solo tienes que querer verlas!

Aquí se viene llorao, queridas.

115 comentarios

  • ATFMQjWLBrUiwK

    JKXPFcslZtmRwHkM
  • RVwfNZWelbYQXDjK

    JyxcWULMC
  • waryUzhNvQek

    LduJqiUtFSvP
  • NUGaDAJilsOL

    vTdJRixMp
  • xAPsHEedKRotnWj

    bwuNzVgCRcOF

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .